19.5 C
Tolosa, AR
Domingo, enero 20, 2019
Inicio Blog Página 2

Reformas en la Salita 15 levantaron polvareda

0

El gobierno de María Eugenia Vidal reinauguró el Centro de Salud N° 15 que asiste a vecinos de Tolosa y Ringuelet, mediante la publicación de un video promocional que generó polémica en las redes sociales.

“Doctores nuevos, todo pintado” explicaba una de las mamás entrevistadas. Ubicada en 520 y 118 la salita promete atención mensual para 2600 vecinos de barrios como El Mercadito, La Unión y La Bajadita.

Bajo la publicación que aclara el objetivo de descentralizar la atención primaria de la salud con “consultorios preparados y un equipo de profesionales”, no se hizo esperar la catarata de reclamos de locales y bonaerenses consternados en general.

“Es increíble que no haya guardia médica los fines de semana en la US de 118 y 520 que atiende la demanda de barrios muy populosos y humildes”, comentó Pablo. “A ver si en la salita de City Bell hacen lo mismo, no hay ni curitas”, pidió Vanesa.

“Dónde queda es lo más importante y no lo dice… horarios, disciplinas que abarca, ¿tiene urgencia 24 hs? Informar bien es lo más importante”, consideraba Laura y Sebastián disparaba: “Estoy seguro que los 40 y pico (Centros de Salud) restantes en La Plata son un desastre a lo igual que los hospitales provinciales”.

Cambia el párroco en Nuestra Señora del Carmen

2

El arzobispo de La Plata Víctor Manuel Fernández dispuso el cambio de sacerdotes en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, ubicada en calle 115 entre 530 y 531.

Entre febrero y marzo llegará el presbítero Eduardo Lorenzo en reemplazo del sampedrino Julio Cesar Veliche, quien fue nombrado párroco en Nuestra Señora de la Paz (4 y 611). Además, Daniel Martínez será el nuevo vicario de la institución tolosana.

Alfonso Eduardo Francisco Lorenzo fue capellán del Servicio Penitenciario, confesor de Julio Grassi y él mismo imputado en una causa “sospechosamente” archivada en 2009 como recordara La Izquierda Diario, tras haber sido denunciado por abusos sexuales y torturas psicológicas sobre un joven estudiante del colegio Concilio Vaticano II de Gonnet.

Biografía

Actualmente, Lorenzo está a un paso de cumplir 58 años de edad y lleva 29 como sacerdote. Nació en la Capital Federal, estudió en el colegio San Francisco de Sales y se vinculó con el Club Ciudad de Buenos Aires, entidad de la cual sus padres y tíos llegaron a ser socios vitalicios.

A los 21 años, luego del servicio militar y algunas actividades más, ingresó en el Seminario Mayor de La Plata. En diciembre de 1989 el monseñor Antonio Quarraccino lo ordenó sacerdote, vicario de Nuestra Señora de la Victoria.

Luego fue vicario de la Parroquia María Auxiliadora de Berisso, representante legal del Colegio Parroquial Fray Justo Santa María de Oro, párroco de San José Obrero de Berisso, de San Benito en Olmos, de Nuestra Señora de Lourdes, de San Benjamín en Los Hornos, y actualmente de la Inmaculada Madre de Dios en Gonnet.

Además fue capellán de la Unidad 1 en Lisandro Olmos, de los Institutos de Formación Penitenciaria, y actualmente es capellán general del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires.

Fue miembro del Consejo Presbiteral Arquidiocesano de la Diócesis de La Plata, capellán del Cementerio de Berisso, capellán Regional Scout de Argentina, capellán regional de la Asociación Guías Argentinas, asesor de la Pastoral de Juventud, y delegado episcopal para la Juventud.

Integró el Consejo de Asuntos Económicos del Hospital de Agudos San Lucas (Lisandro Olmos), fue vicepresidente de la Fundación Pro Humanae Vitae, presidente de la Junta Comunal de Lisandro Olmos, y vicepresidente de los Foros de Seguridad en dicha localidad.

Absa invalida los reclamos de la Defensoría

0

La Defensoría Ciudadana de La Plata, se dirigió a la empresa ABSA, los últimos días de diciembre, a fin de requerir se sirviera tomar efectiva intervención para resolver la falta de suministro de agua que se encuentran sufriendo desde hace varios días los vecinos de Tolosa, San Carlos, Villa Elvira, Altos de San Lorenzo y Barrio norte de la ciudad de La Plata.

Al efecto se le solicitó a la empresa, que diera solución al problema e informara los motivos que originaron la falta de suministro, indicando las acciones que está llevando a cabo para dar solución al problema y plazo estimado para la normalización definitiva del servicio.

La falta de agua, fue y sigue siendo motivo de numerosos reclamos vecinales, que se han dirigido a la Defensoría por no haber obtenido respuesta alguna de la empresa. Afecta de manera sustancial la calidad de vida de la población, agravado especialmente el cuadro ante las altas temperaturas que presenta la región.

Con fecha 3 de enero del 2019 la empresa en respuesta a lo requerido por la Defensoría, remite nota argumentando que en la disposición emanada del organismo, se ha omitido señalar la cantidad de reclamos que no habrían tenido respuesta, como asimismo que no se han individualizado los nombres, direcciones, unidades de facturación y/o números de reclamos de los mismos.

Está claro que en el reclamo, la Defensoría no se refiere a planteos individuales aislados de los vecinos, sino a la falta de servicio de suministro de agua en barrios enteros, los que fueron perfectamente individualizados en la requisitoria efectuada; cuestión que pretende desconocer la respuesta brindada por la empresa.

Asimismo manifiesta que la Defensoría resulta incompetente para entender en materia del servicio público prestado por la empresa, por carecer de competencia para fiscalizar, controlar, y/o emitir órdenes e instrucciones en el obrar de Aguas Bonaerenses S. A., en consonancia con lo dispuesto en el artículo 1 de la Ordenanza 7854; en virtud de ser un organismo de jurisdicción provincial.

Está claro que el artículo 1, inciso 4 de la Ordenanza 7854 establece que la Defensoría Ciudadana tendrá como función recibir las quejas y denuncias con respecto a problemas relacionados con el medio ambiente y la violación de derechos humanos.

Agregando el artículo 14 inciso 3 que el organismo, podrá igualmente canalizar las propuestas, denuncias de vecinos, entidades de bien público y demás instituciones representativas de interés comunitario, relacionadas con el medio ambiente, violación de derechos humanos y otros aspectos generales de la vida ciudadana.

Tal como se desprende de normativa internacional el acceso al agua es un derecho humano básico y por ende la falta de acceso al mismo implica una clara violación a ese derecho.

Así lo establece la Observación General Nro. 15 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales del año 2002), al afirmar que “el derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna” y que “el derecho al agua se define como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico”.

Por ende la Defensoría, conforme a su normativa, tiene plena competencia para requerir a la empresa la normalización del servicio del agua a los barrios afectados; en representación de cientos de ciudadanos platenses que se encuentran afectados por la falta de acceso al agua por el deficiente servicio brindado por la empresa, implicando su accionar una flagrante violación de los derechos humanos de los mismos.

La Suprema Corte Provincial, oportunamente otorgó a nuestro organismo legitimación plena en defensa de los intereses colectivos de la ciudadanía platense, en ocasión de expedirse en autos “Negrelli Oscar Rodolfo y otros c/ Absa s/ Amparo“ por la cual se declaró la nulidad del aumento tarifario ordenado por el Decreto 245/2012.

“La intervención de la Defensoría no obedece a la potestad de la fuerza sino que nos viene impuesta por la intrínseca obligación de asegurar y preservar el bienestar de la población y la protección de sus derechos humanos básicos”, sostuvo María Florencia Barcia, la titular.

Y agregó: “Somos conscientes de la fuerza con que los empresarios-proveedores son capaces de hacer uso de su poder de “lobby”, para impedir que se comprometa el statu quo que garantiza la obtención de sus objetivos económicos.

De ahí la importancia que tiene el reclamo de organismos como el nuestro en la defensa de los intereses colectivos, para compensar la disparidad de fuerzas entre las empresas y los usuarios, cuando sus prerrogativas están siendo avasalladas como en este caso”.

El reclamo también se ha dirigido a Ada en su carácter de Autoridad del Agua, encontrándose pendiente de respuesta la denuncia efectuada.

Por todo ello, se continuara con el reclamo, reivindicando la competencia de la Defensoría Ciudadana de La Plata, ante todas las instancias que sean necesarias, hasta lograr el restablecimiento de los derechos de la población afectada por la falta del servicio brindado por la empresa Absa.

Una semana incomunicados, sin respuestas de Movistar

0

Vecinos del barrio de la Estación ferroviaria se comunicaron con Tolosa Vive para manifestar que se encuentran desde hace una semana sin servicio de telefonía fija, en por lo menos tres manzanas enteras.

La cuestionada empresa Movistar, ex Telefónica, lleva unos siete días sin solucionar la problemática que afecta a los residentes de 528 y 529 desde avenida 1 a calle 3.

Ante los reiterados reclamos, desde la central alegan falta de pago aunque las boletas con recibo hablan por sí solas.

Gran parte del malestar se debe a que muchos vecinos son adultos mayores y se les dificulta utilizar la moderna telefonía celular para comunicarse ante cualquier situación de riesgo.

Asimismo, la conexión a líneas fijas también es indispensables para el efectivo funcionamiento de los sistemas de alarmas.

El municipio adeuda tres meses de subsidio a las bibliotecas populares

0

Las bibliotecas populares de la ciudad llevan tres meses sin cobrar el subsidio municipal obligatorio con el que sustentan su servicio a la comunidad. Se profundiza el malestar ante el abandono de la actual gestión a cargo del intendente Julio Garro.

En diálogo con Tolosa Vive las autoridades de la Biblioteca Popular Mariano Moreno revelaron que desde septiembre se les adeuda el pago mensual “y en estas circunstancias es muy difícil afrontar los servicios de luz, gas, telefonía e internet, así como la compra de libros, tan indispensables para el buen funcionamiento de la institución”.

“Estamos viendo cómo podemos palear este mes tan difícil para nosotros, poder cumplir con las obligaciones contraídas y los pagos de los servicios. Esperamos que durante el trascurso de este mes se nos pague lo adeudado”, expresaron.

Y comentaron: “Otro problema que estamos padeciendo es que en septiembre cooperativistas municipales a cargo de la Delegación durante una poda de árbol rompieron la vidriera de la Biblioteca por lo cual tuvimos que hacer un expediente que ya pasó por más de diez oficinas diferentes y no tenemos resolución alguna del cobro”.

Informaron que la institución actualmente se sostiene con el aporte de los lectores voluntarios mediante el pago de bonos contribución; y que mientras avanza la edificación del Salón de Usos Múltiples, permanecerá cerrada al público hasta el 28 de enero cuando comience el ciclo lectivo con la programación de los distintos talleres y cursos anuales.

Cabe destacar que la Biblioteca brinda un servicio de préstamo de libros a estudiantes de primaria, secundaria y vecinos; ofrece gratuitamente sus instalaciones al Coro Infantil Tolosa Vive, a la Comisión Permanente del Tradicionalismo platense, a escritores para la presentación de sus obras, a compañías de teatro independiente, entre otros miembros de la comunidad.

Cambios de temperatura ¿cómo afectan a la salud?

0

Dr. Ernesto Crescenti, Instituto de Inmuno Oncología

Las alteraciones bruscas en el clima pueden provocar diversas enfermedades. Un buen funcionamiento del sistema inmunológico es el mejor aliado para prevenirlas.

En plena época estival solemos encontrarnos a diario con temperaturas muy altas en exteriores y bajas en interiores, debido a la utilización de aires acondicionados. Existen además variaciones propias del clima, que pueden alcanzar amplitudes térmicas bruscas de la noche a la mañana. Estas variaciones y los cambios repentinos -naturales o artificiales- en la temperatura y la humedad ambiental, generan un impacto sobre el organismo.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, las temperaturas extremas del aire contribuyen directamente a las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo entre las personas de edad avanzada.

Por otra parte, en el caso del calor extremo, los niveles de polen y otros alérgenos son mayores, por lo que estas alteraciones del entorno vuelven vulnerable al cuerpo, que se ve forzado a adaptarse constantemente y queda expuesto a diversas enfermedades.

En este ajuste el sistema inmunológico cumplirá un rol fundamental, debido a que es el encargado de defender al organismo ante infecciones como las bacterias y los virus. A través de una reacción organizada, el cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden.

Un sistema inmune débil o menos activo de lo normal nos convertirá en un blanco fácil para contraer infecciones bacterianas o virales a repetición, e incluso enfermedades más severas. Reforzar y estimular el sistema inmunológico ayudará a prevenir una gran cantidad de patologías.

Consejos para tener un sistema inmune saludable

– Mantenerse hidratado: Consumir 2 litros de agua por día.

– Llevar una alimentación balanceada: Realizar una dieta con un alto consumo de frutas y verduras.

– Consumir más Vitamina C (cítricos, melón, kiwi, morrón y tomate), Vitamina A (hígado, huevos y lácteos), Vitamina E (aceite de germen de trigo, de soja, cereales, arroz, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos), Hierro (hígado, carne, pescado y huevos), Zinc y Selenio (presentes en casi todos los alimentos).

–  Evitar situaciones de estrés: El ritmo de vida actual y las situaciones de enojo o nerviosismo generan severas alteraciones de las defensas. Realizar actividades al aire libre, o relacionadas con lo lúdico y el arte.

– Asegurarse un buen descanso: El sueño debe ser reparador, realizarse de corrido y debe constar de unas 7 a 8 horas.

– Realizar actividad física: El ejercicio es una pieza clave: fortalece el estado cardiovascular, mejora el ánimo, colabora al control del peso, favorece un buen descanso y aumenta las defensas.

– Evitar: químicos, conservantes, colorantes, edulcorantes artificiales, tabaco, alcohol, comidas enlatadas y pre-elaboradas.

– Tener en cuenta la vestimenta: Con los cambios de clima, tanto ambientales como los producidos al ingresar a un establecimiento con aire acondicionado, es recomendable llevar un abrigo liviano.

– Estar atentos a la higiene: Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón. Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo. Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos. Ventilar los ambientes. No compartir cubiertos ni vasos. Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

Historias de Tolosa XXII: “De mala gana me hice adulto”

0

Recopilación de Oscar Labadie

Historia de vida de Enrique Raúl Pizarro

Yo vivía en 530, entre 7 y 8. Era entonces una calle de tierra con zanjas. En la zanjas los chicos del barrio cazábamos renacuajos y en las veredas los vecinos plantaban tilos que, como eran arboles muy jóvenes, eran finitos. Por las calles pasaban muy pocos autos, corriendo podíamos remontar barriletes hechos con diarios y sacar a pedradas a los cazadores de perros, a la temida perrera.

Pocos vecinos tenían auto. Mi padre, Raúl Héctor Pizarro, fue uno de los primeros en comprarse uno. Era proyectista y se diseñó su propia casa, trabajaba en el Ministerio de Obras Públicas, participó en el proyecto del primer estadio único que al final no se concretó, y participó también en todas las casas obreras que hacía Perón, que eran chalets con paredes de 30 cm, esas paredes con arcadas de medio punto, chalets con teja española, magníficos.

Después mi padre trabajó en el Ministerio de Bienestar Social. Mi mamá, Delia Eve María Tocaimasa, era maestra y profesora.

Venían de dos familias de distinto origen, una rica y la otra pobre, una de inmigrantes españoles y la otra de herederos criollos. El inmigrante pobre era papá, mi mamá venía de criollos viejos, de la época de Rosas.

Mi papá era el advenedizo, el de familia de patoteros, de compadritos, peleadores, mugrosos, futboleros, de chicos de barrio reo que jugaban a las bochas con adoquines que arrancaban de las calles, y que a alguno les caía el adoquín en la cabeza, como le pasó a mi tío.

Andábamos con ondas para tirar piedras, fundamentalmente, a la perrera. El camión de la perrera pasaba cada tanto. Le teníamos un odio infernal, porque los perritos del barrio andaban sueltos, no eran perritos abandonados, los chicos también podíamos andar sueltos al igual que los perritos, en aquella época.

Podíamos estar en la calle hasta las 9 o 10 de la noche y caminar 10 cuadras lejos de la casa porque estábamos vigilados por los demás vecinos. Los demás vecinos hacían de mamá y papá a toda hora. Hoy los chicos no pueden ir ni a la esquina solos. Son presos. Están atados a la electrónica, a la computación, a las pantallas. Esto es trágico.

Los chicos estábamos sueltos en la calle, barras de chicos a veces no muy amplias, éramos tres o cuatro amigos nada más, me acuerdo de Mario Corvino, y de su hermana Rosita (muy amiga de mi hermana). Tomaban la leche todos los días en mi casa.

Mi casa era una especie de emporio, un lugar de concentración, porque mamá era muy organizadora, entretenía a los chicos y los hacía jugar. Había fondo en mi casa, un amplio patio con árboles y a mamá le gustaba recibir. Prefería tenernos a nosotros dentro de la casa, más vigilados, echándonos el ojo. Y tener los amigos en casa.

A la hora de la merienda siempre había chicos, vecinos o compañeros de la escuela Dardo Rocha, la de 7 y 32, a la que papá le donó un retrato pintado al óleo por él, de su mano, magnífico cuadro de Dardo Rocha, un perfil.

Mi papá era pintor, también fotógrafo social y del Hipódromo. Se jubiló joven en la administración pública, y empezó a trabajar de fotógrafo. Hubo una especie de política de adelantar las jubilaciones, no sé si sobraba gente o que pasaba.

Entonces empezó a trabajar de fotógrafo en el Hipódromo y me puso a mí también de fotógrafo con 16 años. Yo sacaba la largada y él sacaba la llegada. Teníamos el laboratorio en casa. Los cuadros los hacíamos en casa. Nunca apostábamos, pero nos divertíamos mucho porque nos gustaban los caballos.

Se puede hablar de mi padre como de un compañero además de padre, siempre estuvo al lado mío, al pie del cañón, en todos los emprendimientos que hice, todo lo que significara abrir puertas a un futuro para el hijo, ahí estaba mi padre, firme. Con mi hermana hizo lo mismo. También era carpintero, me enseñó carpintería.

Yo tuve una infancia casera pero también callejera, era muy callejero y a la vez un lector, y cuando salía con los amigos hacía travesuras, como por ejemplo, romper las cerraduras con petardos, le poníamos los “dale lobo” a las cerraduras de los vecinos odiados, solamente a la gente odiosa, nada más que por eso: porque nos caían antipáticos. Otra travesura era tirarle hondazos con moras a las ropas tendidas dejándola toda manchada.

Me hice amigo de Daniel Villafañe, un gran amigo de toda la infancia, que vivía en frente. Después, me hice muy amigo de un compañero de la escuela que se llama Miguel Ángel Plaza, que venía y se integraba a los chicos del barrio como si fuera uno más, aunque era de cuatro o cinco cuadras más lejos. Iba a jugar a mi casa, a tomar la leche y a estudiar.

Con Miguel también estudiamos la secundaria juntos en el colegio San Cayetano. Estudiábamos mucho en casa, mi casa no sólo era un lugar de diversión sino también de estudio, además se escuchaba mucha música, especialmente clásica, que le gustaba a mi madre.

Por el lado de mi padre se escuchaba tango del 40, jazz, bolero, rumba, tropical, era la música de la juventud de mis padres, de la época en que estaban de novios.

Mi casa siempre estuvo forrada de libros, en esa época no había más que los libros para investigar, enciclopedias, mi casa era una biblioteca en sí misma, mi padre coleccionaba libros de arte, de historia, de naturaleza, de biología, de geografía.

Entonces con mis compañeros formábamos equipos y veníamos a estudiar a casa donde se encontraban el material como si fuera una biblioteca pública. Aquí mamá pisaba fuerte, había sido maestra y se había recibido de profesora de geografía y de biología, en el colegio Isabel la católica.

Mi papá conoció a mamá en un corso, al que habían ido mi mamá con la tía Hayde, con la prima Alicia, y otras primas, todas muy lindas (pero la más linda de todas era mi mamá), y mi padre cuando la vio se enamoró en el acto.

Mi padre que era bajito, menudo, flaco pero no tímido, arremetió audazmente y logró una cita. Eran jovencitos, ella tenía 14 y el 17. Mi padre siempre estaba con la broma, 60 años después de casados, de que todavía estaba esperando que mi madre se sacara la careta (para los que no saben, en los corsos se solían usar feas caretas para ocultar el rostro).

La familia de mi madre tomó el noviazgo muy mal. Mi mamá se había educado y criado con su abuela y no con sus padres. La abuelita María Blanco era parienta de los Ortiz de Rosas y de los Iraola. Era viuda, vivía con sus hijas, cuatro hijas mujeres, y un hijo varón, que eran los tíos de mi mamá.

Los padres de mi mamá siguieron viviendo en Lobería con un hijo varón, y quisieron que ella viviera acá con su abuela. Pero en la práctica, a mi madre le educan las tías: la tía Dona, la tía Peti, la tía Chúa, después estaba el tío Esteban que era el varón. La educan en la cultura clásica, en la música, en el piano.

Mi mamá estuvo 10 años de novia con mi papá. Se casó a los 24 años. Papá superó la resistencia inicial, porque claro, la familia aristocrática no quería saber nada con el pobrete orillero, con familiares compadres, de armas llevar, de facón. La abuela llegó decirle a mi mamá: “¡y esa porquería elegiste como novio!”.

Mi papá tuvo que pedir permiso, para hacer zaguán, durante cinco años, y recién después pudo entrar a la casa. A la abuela mi padre nunca la pudo conquistar. Si pudo lograr el apoyo de las tías.

La vieja (o la abuelita según se mire: con los ojos de mi padre o los de mi madre) cuando salían les decía “que se diviertan mucho”, remarcando cada palabra y dentro de cada palabra cada letra, y mi padre le contestaba con tono orillero: “no se preocupe doña María, vamos hacer lo posible”. El diálogo era filoso, las flores que se tiraban pesaban toneladas, eran más bien adoquines.

Después de cinco años de casados, nací yo. Tuvieron solo dos hijos, mi hermana Eve y quien les habla. El mismo año en que yo nací entraba el televisor a la Argentina. Llegué con la televisión. Fue una de las primeras cosas que se compró mi padre después de casarse. Tuvo televisión como dos o tres años antes que los demás vecinos.

Era una caja de madera con un selector que costaba moverlo y hacía taak taak al cambiar de canal. Primero un canal sólo, después dos, y después a lo sumo cinco canales. En blanco y negro.

Se reunían todos los vecinos en mi casa a ver televisión. Había un horario a la tarde, después del té, en que empezaban a caer los vecinos a ver ciertos programas que llegaron a convocar a 16 o 17 o 20 invitados en el living de casa.

Principalmente los mejores vecinos, el mejor amigo vecino de mi padre, Natalio Escudero, y sus hijas mellizas, también las mejores vecinas, que tenían 10 años más que yo y que un poco ayudaron a criarme, fueron mis hermanas también. Estoy tan agradecido con ellas, siempre al pie del cañón ayudando, sufriendo y alegrándose a la par nuestra, hasta el día de hoy.

Ésta era la ciudad de antes. Hoy el vecino es casi un desconocido. Antes se sacaban mesas a la calle y se juntaban los vecinos a comer, o se hacían mesas vecinales dentro de las casas porque los patios eran muy grandes.

Ciertas fiestas se festejaban en las calles, con mesas largas, se hacía una vaquita, los vecinos llevaban cada uno una cosa, se compartía, se discutía, se hablaba. Esta buena costumbre se perdió, como tantas otras.

A mí me duró más la infancia porque me gustaba permanecer en la infancia, me gustaba ser niño, jugar con soldaditos, ver películas de guerra, correr por las calles. Me costó abandonar la infancia por qué me gustaba. De mala gana me hice adulto.

La Defensoría pidió a ABSA regularizar el servicio

0

Hace varios días que los vecinos de la ciudad vienen sufriendo las consecuencias de la falta de agua, con un servicio deficiente, falta de presión e interrupción del mismo en forma permanente en algunos casos; lo que se ha agravado por las altas temperaturas que padece la ciudad.

Pese a los reclamos efectuados a la empresa por vecinos de las zonas afectadas, especialmente residentes de los barrios de Tolosa, San Carlos, Villa Elisa, Altos de San Lorenzo y Barrio Norte de la ciudad de La Plata, no han obtenido respuesta alguna de la empresa ni se ha normalizado el suministro.

En tal marco, la Defensoría solicitó a la gerencia comercial de ABSA y al OCABA en su carácter de órgano de contralor, que informen acerca de las zonas afectadas con irregularidad en la prestación del servicio de agua potable, medidas de contingencia para resolver el caso planteado y plan de obras para el mejoramiento.

“Se notificó a ABSA y OCABA para tomar conocimiento de los motivos que están originando el problema, y se solicitó que informe cuales son las acciones que se están llevando a cabo para solucionarlo y en qué plazo se normalizara el suministro”, manifestó la defensora María Florencia Barcia.

Y agregó: “Es indispensable que la empresa se haga cargo de normalizar el servicio lo antes posible y mientras ello ocurre, garantizar a los usuarios afectados el acceso al agua potable mediante la distribución de agua envasada o una cisterna que provea a los barrios afectados”.

Cómo funcionarán los servicios durante el feriado

0

La Municipalidad de La Plata informó el funcionamiento de los servicios y las dependencias comunales durante el feriado puente del 31 de diciembre y el correspondiente por Año Nuevo. Las oficinas administrativas no tendrán actividad en ambas jornadas y se desarrollará un esquema especial para la recolección de residuos.

En ese sentido, el Municipio comunicó que se adelantará la recolección de residuos durante el lunes 31 de diciembre por lo que el acopio habitual se realizará por la mañana y la tarde; mientras que no se prestará el servicio en la jornada de Año Nuevo.

Durante ambos días, no estará en funcionamiento el sistema de Estacionamiento Medido, aunque la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano realizará inspecciones, operativos viales y controles de nocturnidad. Además, se recibirán denuncias vecinales a través de la línea de reclamos 147 que funciona las 24 horas de los 365 días del año.

Por otro lado, los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de la comuna dispondrán de guardias de enfermería las 24 horas durante los dos feriados, y el Servicio de Emergencias SAME trabajará con total normalidad por medio de la línea 107.

A su vez, el Cementerio Municipal abrirá al público de 7 a 18 horas ambos días, y el servicio de cochería será de 8 a 12 horas, por los accesos laterales al histórico predio. En tanto, el Mercado Central funcionará sólo el lunes de 8 a 13, encontrándose cerrado durante Año Nuevo.

Por último, se detalló que la República de los Niños funcionará habitualmente el lunes 31 con todas las actividades educativas programadas de 10 a 18 horas; mientras que el martes el parque abrirá, pero sin las tradicionales propuestas.

Los Reyes Magos por la Ciudad

0

Se trata de una nueva colecta de La Plata Solidaria. Después de Ni un chico sin Papá Noel la organización lanza esta campaña para que los Reyes Magos puedan visitar las zonas más humildes de la periferia platense.

“Es nuestra última actividad solidaria de este 2018 y pedimos un esfuerzo más a todos los platenses para que Gaspar, Melchor y Baltazar puedan llegar el 6 de enero a los más pequeños. Necesitamos fundamentalmente golosinas y juguetes en buen estado”, sostuvo Pablo Pérez, coordinador de la iniciativa.

Cabe recordar que la organización viene de realizar con una gran convocatoria la campaña navideña por vigésimo año consecutivo. Quienes quieran colaborar con Los Reyes Magos por la Ciudad pueden hacerlo escribiendo al Facebook La Plata Solidaria o al Whatsapp 2215669819.