Historias de Tolosa XXXI: el sueño de La Juana

0
844

Recopilación de Oscar Labadie

En 2016 Oscar entrevistaba a Belén y Pablo un matrimonio propietario de Cafetería y Heladería La Juana (3 esq. 530) que hoy en día también ofrece un amplio menú de pastas artesanales. Minutos después se incorporaba a la charla Silvia, otra vecina tolosana, madre de Pablo.

Belén: Mis papás vivían por la calle 522 pero antes de que yo cumpliera un año se mudaron a una casa de la calle 530, donde me crié. Me gusta mucho el lugar, porque está la gente de toda la vida, aunque hay mucha gente nueva. Tolosa tiene eso, la gente de toda la vida. Porque vienen los hijos y se quedan, poca gente se va.

Pablo: Nosotros nos conocimos a los 12 años. Arrancamos con un noviazgo de chiquitos. Después estuvimos un tiempo sin vernos. Nos volvimos a poner de novios en el 2006, y en el 2007 viajamos a España a trabajar.

Belén: Yo tengo mi primo que vive allá, se fue en el 2002, generó su propio lugar de trabajo, se puso una empresita. Tiene un restorán en una playa catalana. Fuimos a trabajar allá, estuvimos trabajando todo el 2008, íbamos y veníamos, siempre nos gustó el tema de la gastronomía, nuestro sueño básicamente es ponernos nuestro restorán.

Nos volvimos, yo me puse un kiosco en Heidi donde alquilaba, y Pablo estaba en la panadería de Heidi también alquilando. Después entré a trabajar en una mutual y Pablo entró a trabajar en el Hotel Argentino.

En el 2013 nos casamos y nos fuimos otra vez a España con la idea de trabajar cuatro años seguidos para ahorrar dinero. Y la verdad nos fue muy bien pero en el 2014 nos vinimos.

Llega un momento en que uno se quiere estabilizar en algún lado, así que con la plata que juntamos volvimos a Tolosa y la invertimos en este local, que iba a ser sólo cafetería al principio pero como lo pusimos en verano hicimos que fuera heladería-cafetería.

Así se va cumpliendo, de a poco, el sueño que tenemos de llegar a poner nuestro propio restorán. Tenemos también pastelería, hacemos pastas. La idea es ofrecer un servicio de desayuno, por la mañana temprano, y un servicio de merienda, a media tarde.

Me gustaría que La Juana fuera un lugar de encuentro para todos los vecinos, que vengan a tomarse un café y charlar, en un ambiente tranquilo. Como esas casas de té que hay en La Plata donde se va a merendar. En Tolosa no hay ningún lugar así, y queremos ofrecerle ese servicio a la gente. Sólo hace tres meses que abrimos y gracias a Dios tuvimos muy buena respuesta de la gente.

Silvia: Los bisabuelos de Pablo por los dos lados eran ferroviarios. Mis abuelos vinieron a Tolosa en el 1900. Vinieron de España. Cuando yo nací Tolosa era hermosa como lo es ahora.

El barrio donde yo vivo esta igual, todavía tiene la calle empedrada, lo único que falta son los árboles que los han ido sacando, algunas fachadas cambiaron pero las casas siguen siendo las mismas. Fui al colegio de Nuestra Señora del Carmen. La zona sigue siendo barrio, todavía hay tranquilidad.

Yo iba a bailar al club Unión y Fuerza. Iba a los bailes que organizaban los colegios ahí. Empezaban a las 9 de la noche y terminaban a las 12. No se tomaba alcohol, sólo gaseosa. En ese momento estaba de moda la música de Quique Villanueva.

Pablo, mi hijo, jugó al fútbol en el club Juventud que tenía la cancha en 120 y 525. También jugó en Los Tolosanos. La casa donde vivo tiene 100 años. Pero si usted quiere conocer un montón de historias de Tolosa tiene que hablar con mi marido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here