Historias de Tolosa: Jeff Aaliya

0
358

Entrevista de Oscar Labadie publicada el 25 de noviembre de 2017

Primero, agradezco a Dios y a los argentinos por cómo me recibieron desde el primer día hasta hoy, segundo, gracias a los platense también y dentro de La Plata le digo gracias a Tolosa que me abrió una puerta acá en el Club Sud América, no puedo olvidar esto, va a ser parte mía toda la vida, Tolosa me abrió la puerta, la gente, los chicos y el Club Sud América, es algo impagable, me llega adentro muy fuerte. Hace 10 años que vivo en el barrio. Tolosa tiene magia, hoy soy más tolosano que nunca.

Nací el 15 de julio de 1974, en Ghana, en su capital, Accra, en un barrio que se llama Nima, de donde me fui a los 15 años, sentía que mi vida estaba afuera y me fui al norte de África, a Libia, después estuve en Bulgaria, estuve en Turquía, conocí Estambul donde viví cuatro meses, después estuve en Yugoslavia allá por 1990, pasé por Grecia, donde viví siete meses y me inicié en el deporte de lucha libre y en el arte marcial jiu-jitsu; volví a África dos meses a visitar la familia, y de África hice un viaje a Cuba y pasé a México.

Estando en México, con tres amigos, pensábamos pasar a Estados Unidos, pero nos dijimos: “Vamos a conocer la Argentina, el país de Maradona, de Caniggia, de Batistuta, después nos volvemos y nos vamos a Estados Unidos”. Me dije: “¡Qué lindo, vamos a conocer!”

Cuando llegué a Buenos Aires me fasciné, antes de partir tuve un sueño, soñé que desfilaba, me dije: “¡Qué raro, yo nunca desfilé!”  Cuando llegamos a Buenos Aires empezamos a pasear por las calles para conocerlas, al cuarto día, yendo por el Obelisco y Carlos Pellegrini, veo que un tipo siguiéndome que me dice: “Hola, hola”, le contestó: “¿Si, que pasó?”, me dice: “Te vi ante ayer acá, y desapareciste, por eso volví hoy para ver si te podía encontrar, y justo te encontré”.

El tipo era de una empresa, de la marca Stones Jeans, que estaba haciendo casting y necesitaba modelos. El tipo me dice: “Te veo bien para esto”, me dio la dirección, fui al casting y me tomaron. Empecé a desfilar como modelo y a trabajar en la tele haciendo publicidad a los cinco días de haber llegado. Yo me dije: “¡Qué lindo lugares este!”, mis amigos me dicen: “Negro, en una semana nos vamos”, yo les contesté: “No, me quedo una semana más”, ellos se quedaron una semana más esperándome, cuando pasó les dije: “Me quedo otra semana”, me dijeron: “Negro, no te esperamos más”, yo les contesté: “Ustedes váyanse, yo me quedo tres meses más y los alcanzo”. No me fui más.

Cuando llegué acá, a los 21 años, me perfeccioné más, me pulí más en jiu-jitsu, mi afición al deporte explotó, empecé a practicar y practicar, a entrenar y entrenar, mientras trabajaba de modelo y actor publicitario. Después trabajé en Telefé como luchador en el programa “100 % lucha” interpretando al personaje Musambe Tutu.

Sentí que Argentina era mi lugar en el mundo, conocí a una mujer de La Plata, que es la madre de mis hijos, por ella me vine a vivir a La Plata, alquilamos en la calle 66. Con lo que ganaba en televisión, gracias a Dios, pude comprarme una casa en Tolosa, entonces mis hijos, que juegan al básquet y antes iban a practicar al Deportivo La Plata, empezaron a entrenar en el Club Sud América. Trayendo los chicos acá fue la manera en que conocí al Club. Por la televisión yo era conocido y lo compañeritos de mis hijos cuando se enteraron que ellos eran hijos de Musambe, les pedían que yo viniera al club para conocerme. Me daba vergüenza, pero igual vine y me recibieron con mucho cariño.

Tenía en el fondo de mi casa muchos aparatos para entrenar y mi señora me dice: “¿Por qué no te abrís un gimnasio, vos podés entrenar a la gente?”, le dije: “Es una buena idea, pero el fondo de casa es muy chiquito para eso”, me dice: “Andá a proponerle la idea al Club que tiene un espacio grande”. Vine, hablé con Inés Cangieri y le pareció bien.

Corría el año 2008 cuando empezamos con el gimnasio en el Club. Hacemos lucha libre (que acá se le dice “catch”), boxeo, full contact, kick boxing, tenemos fierros, aparatos como en un gimnasio común. La cuota es de 400 pesos por mes, un precio accesible en comparación con otros lugares en los que el precio te mata. Se puede venir todos los días si te gusta mucho, si no podés todos los días, los días que quieras o puedas, uno, dos, tres; podés elegir lo que mas te guste: solo gimnasio o cualquier variedad de lucha o todas juntas.

Hoy en día cuando se habla de lucha libre, en la Argentina, se sabe que el lugar más importante está acá, en Tolosa, en el Club Sud América. Esto nunca había pasado. Te digo más, hoy en día, si decís “lucha libre” en Latinoamérica el lugar más importante está acá, en Tolosa. No hay otro lugar como este. Acá grabamos para la televisión y hacemos transmisiones en vivo para todo el mundo. El 9 de diciembre a las 17 horas hacemos la última transmisión del año. Están todos invitados.

Musambe Tutu es un guerrero africano que existió en Ghana y  luchó para resguardar el oro de su patria. El país, antes de independizarse, se llamaba Costa de Oro, porque cuando llueve se encuentra oro en el piso, eso pasa hasta hoy. Los ingleses fueron a querer llevarse todo el oro, Musambe Tutu peleó con ellos y los venció, después de sus victorias se logró la independencia y empezó a llamarse Ghana. Fue el primer país en lograr la independencia en 1957. La logró antes que todos los demás en África.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here