Historias de Tolosa: Matías Gergo

0
311

Entrevista de Oscar Labadie publicada el 30 de marzo de 2017

Mis viejos los dos crecieron en Tolosa, los separaba la vía nada más. Mi viejo, Alejandro Gergo, es del lado de la calle 2; mi vieja, Patricia Pintus, del otro lado, de la zona del Club San Martín.

Mi viejo siempre fue muy arraigado al barrio, todos sus amigos son del barrio, se crió saliendo a la calle y jugando al fútbol en tardes de plaza. Así también crecí yo, tuve la suerte de crecer en la época en que los abuelos estaban en las puertas, en la época en que todavía la tecnología no se había expandido, por eso soy un afortunado y pude crecer en el espacio público, pude disfrutar de la plaza donde una pelota nos unía a todos los pibes.

Me siento muy identificado con Tolosa, porque es el barrio de toda mi familia. Todos mis amigos son de acá. Si me tengo que mudar, me mudo dentro del barrio. Si tengo que poner un local, lo pongo en el barrio. Si quiero comer pizza con mis amigos, vamos a la pizzería del barrio. Si juego al fútbol lo hago en la canchita del barrio.

La gente que es de afuera siempre nos critica, no entienden nuestro sentido de pertenencia. Nos dicen “ustedes no salen de la 32”. Si, si, no salimos de la 32, no me gusta, ¿para qué voy a salir de acá si en el barrio tengo todo? A mí me han criticado mucho por no querer viajar, pero ¿para qué me quiero ir de acá si estoy cómodo? Acá me conocen todos.

Uno acá tiene todo lo que necesita para ser feliz, ¿para qué voy a salir? Y mi novia, en lo posible, también del barrio, así no tenemos que salir para ningún lado. Nos sentimos tan identificados que muchos de nosotros tenemos tatuado “Tolosa” en la piel.

Fui al jardín 906. Hice la primaria y la secundaria en el colegio del Carmen, así que mis compañeros eran del barrio también. Entonces todo era salir del colegio, ir a la plaza, salir del colegio, ir a la plaza. Como no había celulares para hablar con un amigo había que ir a la casa, golpear la puerta, el amigo salía y nos íbamos a la plaza.

Así hicimos una barra que desde chiquitos somos básicamente los mismos. También hemos incorporado muchos pibes que no eran del barrio, pero que viniendo a jugar con nosotros se enamoraron de Tolosa, pibes que a pesar de no vivir acá todavía hoy, que son grandes, se quieren mudar al barrio. Hay otros que han tenido la suerte de llegar a conseguir una casa dentro de sus posibilidades y se han venido vivir acá.

Primero me juntaba con chicos que eran más grandes, como Jonatán Ramos, Julio Espósito, Molineli, los Dubarbier, los Fonseca, en este grupo yo era el más chico. Después tuve un grupo de chicos que ya eran de mi edad como Yovino y Pomo.

Me gusta dibujar desde chico y siempre me llamó la atención el tema del tatuaje. Cuando terminé el colegio un amigo que tenía todas las máquinas para tatuar me las regaló diciéndome que yo las iba a poder aprovechar más. Ocho años y medio después acá estoy, laburando en esto. Ya llevo 10 mil tatuajes.

Como sabía dibujar me fue fácil aprender a tatuar. Para practicar comencé tatuando melones, naranjas, piel sintética y hasta cuero de chancho. Otro amigo, que había estado observando mis avances, me dijo “tatuame”. Fuimos al consultorio de mi vieja, que es odontóloga, y le hice mi primer tatuaje. Ahí arranqué. Le hice la cara de una india.

Si una persona se quiere tatuar tiene que tener una idea de lo que quiere, si no tiene una idea es mejor que no lo haga porque el tatuaje es para toda la vida. El tatuaje es peor que casarse, si te casás te podés divorciar, pero si te hiciste un tatuaje sólo te lo podés tapar con otro tatuaje.

Esto es como que para separarte de una esposa te tengas que casar con otra. Así que estamos ante un problema gravísimo. Yo le aconsejo a la gente que si no sabe qué hacerse en un tatuaje tiene que ponerse a pensar seriamente muy bien qué es lo que quiere hacerse.

Uno no puede ir al supermercado y decirle al repositor “ponéme en el changuito lo que quieras”, no, cuando vas al supermercado sabés lo que necesitás. Con los tatuajes es lo mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here